No importa cuánto te amen, sino cómo lo hagan (Walter Riso)

Flor manosYa hablamos sobre el Propósito de Vida como una brújula que me podía guíar en mi vida personal para poder hacer elecciones más coherentes con mi esencia, mi forma de ser. Acabamos de celebrar San Valentín y el tema de la “pareja” ha aparecido en todos los medios de comunicación, desde la publicidad hasta las noticias del corazón. Se ha hablado acerca de parejas de famosos que siguen unidos o de otras que se han separado; qué marca de colonia puede gustar más a tu pareja o cuál puede ser el mejor regalo. Sin embargo, el tema de la comunicación entre los miembros de la pareja sigue siendo un problema que en muchos casos no acaba de resolverse y es la base de muchas rupturas, fracasos y enfrentamientos. Qué piensas que puede ayudar a mejorar la comunicación en el ámbito de la pareja?

La gratitud no es solo es la más grande de las virtudes, sino la madre de todas las demás" (Cicerón)
Si en el post anterior contemplamos algunas forma erróneas de dar las gracias, en este quiero proponeros algunas indicaciones que, a mi juicio, son más coherentes con el término gratitud. 10866261_969439226434508_2446599318378157631_oEn numerosos estudios, se ha relacionado a la gratitud con el aumento de la felicidad, el bienestar y la autoestima; incluso se ha llegado a afirmar que es una característica propias de individuos con una mayor salud o equilibrio mental. Robert Emmons, en 2007, afirmaba que la comunidad científica “ha relegado el estudio de esta emoción por estar asociado a una connotación de simpleza que otorgamos comunmente a este constructo, asociándolo con expresiones religiosas o con las buenas costumbres. De allí, que se haya obviado su potencial para desarrollar emociones positivas en nuestra vida y acrecentar la salud mental de los individuos”.

imagen-para-quien-coaching“¡Por fin ya es…viernes!”,  o “¡ya podemos empezar a vivir, llega el fin de semana!”. Éstas o parecidas expresiones es frecuente escucharlas en el ámbito laboral y extra-laboral.

Bajo estas expresiones hay todo un planteamiento psico-emocional y práctico de base que plantea que las actividades que realizamos de lunes a viernes no son lo suficientemente atractivas y poderosas como para “darnos vida, energía, luz”,  mientras que en el fin de semana es cuando podemos respirar. Es como si las actividades que realizamos "entre semana" nos hicieran cautivos, y eso lleva a identificar el trabajo como una forma de encadenamiento y pérdida de libertad, en vez de una forma de expresar y vivir tus valores, habilidades y pasiones. Puedo tener “vida” de lunes a viernes? Me puede apasionar mi vida de lunes a domingo?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies